Astrid Hadad una reina en su género

Astrid Hadad (Chetumal, Quintana Roo, México) es una cantante mexicana de música tradicional. Nació en la ciudad de Chetumal, en el Caribe mexicano, hija de inmigrantes de origen libanés. 
 
¿Desde cuándo se inicio a cantar?
 
“Desde que nací, porque desde que nací  ya canturreaba, mi mamá dice que siempre canturrié y tenía una voz muy fuerte”.
 
¿Por qué le han dicho que usted es la Janis Joplin de la canción ranchera?
 
“Habría que preguntárselos a quienes dijeron eso… para mí es un gran homenaje por que es una de las cantantes que más admiro, por esa forma tan pasional que tenía de cantar, yo creo que de ahí nació… porque yo para todo lo que hago soy muy pasional, nunca escatimo, ni un momento de energía, ni de intensidad, ni de amor para estar en el escenario.”
 
¿Cómo logra usted renovar como nadie la música popular mexicana?
 
“Hoy es el día de los homenajes (risas). Mira, primero, yo no voy con modas, nunca he actuado con modas, y tampoco me gusta que me encasillen en un género, ya que me siento capaz de cantar varios géneros, así que todo el tiempo estoy buscando formas, hasta por mi propia salud mental, ¿no? Es esta inquietud, curiosidad que tengo, de ir probando cosas, tengo un espíritu creativo, esto es lo que me impulsa a encontrar otras formas de cantar la canción.”
 
¿Cuál es el precio de ser una artista tan independiente en su creación como usted?
 
“Pues quedarme pobre (risas)…pues cada día es más difícil, ya que ahora lo cultural compite con los artistas de televisión; pero mira, es una satisfacción tremenda el saber que uno no depende ni de una disquera ni de un consorcio que le dice a uno lo que tiene que hacer, sino que uno nada mas depende de su imaginación. Uno no está sometido a nadie ni a las normas del mercado.”
 
¿Qué nos dejó el cine mexicano de cabareteras?
 
“Primero nos enseñó a mover muy bien el “bote”(risas). Yo pienso que fue un momento como mítico que todavía permanece en la gente; tan es así, que la gente aún permanece viendo telenovelas y sigue pensando que es como en las películas de cabareteras, que pobre, pobre y que mueves el bote… y ya te haces famosa y rica, pienso que es un momento tan surrealista y tan mítico que sigue permeando en las expresiones culturales de nuestro pueblo. Fíjate que realicé uno de mis sueños de que la Tongolele estuviera en uno de mis videos, y me siento feliz, es una artista que admiro mucho.”
 
¿Cómo ve usted Astrid la escena del cabaret, y del teatro – cabaret en México?
 
“Tengo poco tiempo para verlo, siempre estoy trabajando, admiro a ‘Las Reinas Chulas’ que siguen una tradición del cabaret, está más enfocado a lo que fue el cabaret de revista pero cada vez que las veo me hacen reír muchísimo. Lo hacen muy bien, tanto que ya tienen un festival anual de cabaret. Tienen la fuerza para promover este género, además involucradas políticamente, lo cual se me hace fantástico pues hace falta gente joven que levante la voz en este país.”
 
Señora, ¿Existe la televisión cultural en México?
 
“Pues yo creo que sí, está el canal 22, canal 11, la Unam; los veo poco, cuando tengo tiempo prefiero leer, y escuchar mi música, pero sí existe… mira este programa de Cristina Pacheco ‘Así nos tocó vivir’. Sí hay opciones, depende de cada quien… si quieres seguir atrapado en la idiotez de los grandes consorcios, o quieran liberar su mente.”
 
Usted ha recorrido toda Sudamérica, Europa, Australia, China, etc. ¿Qué más desea conquistar?
 
“La verdad yo no deseo conquistar nada, yo solo quiero tener la energía para seguir creando día con día, y que no se olviden los promotores culturales que hay gente que hace cosas por su cuenta, algo distinto, que si no pueden curar las almas, por lo menos abrir caminos. Me encanta viajar, y siempre tengo propuestas; no quiero conquistar países, sino seducir almas.”
 
¿Qué pretende su espectáculo, “El Bicentenario del Aguante”?
 
“Ahora se va a llamar, ‘México Tierra Misteriosa’, estoy grabando el disco, porque el bicentenario ya pasó, pero cuando vi todo el dinero que se tiró, y tantas mentiras, decidí hacer este espectáculo contándolo a mi manera. Es como para burlarme de esta historia oficial que nos han querido contar, donde ponen a las mujeres como fantasmas que pasan por detrás, aunque en este bicentenario trato de dársele un poquito de espacio, eso por el convenio que tienen los partidos de género, que nunca lo terminan de cumplir… pero bueno (risas)”.
 
¿Cómo diseñaría un vestuario que el tema fuera la frontera?
 
“Pienso que tendría que ser un vestuario mágico, algo donde existiera la ilusión…porque el cruzar la frontera es una ilusión para mucha gente que aquí no encuentra los medios, sería un traje de ilusionismo, algo muy mágico, ellos son los verdaderos héroes”.
 
¿Por qué “El Calcetín”es y será un gran éxito?
 
“Porque creo que está ligado, mira, ahora que regresó ‘Baby Doc’ a Haití, me acuerdo de una frase que dijo, cuando aún era dictador, le preguntaron que por qué no hacía algo por su país, y dijo: “La gente de Haití, nació para sufrir”, y entonces pienso que…(risas), tenemos un arraigo los mexicanos para el sufrimiento que por eso les gusta “El Calcetín”, nos encanta que nos arrastren por el piso (risas), pero con humor”.
 
Astrid Hadad en tres palabras
 
“Mmm…pasional, dadora de placer, o también puedo ser mariachi kamikasi, como dijo alguien por ahí (risas)”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.