Daniel Lugo: “Creo que uno como actor está en el deber de buscar retos”

 Con más de 40 años como actor de cine, teatro y televisión, Daniel Lugo ha participado en más de 25 telenovelas, obras de teatro y largometrajes que lo han ratificado como uno de los actores de habla hispana más cotizados. En Colombia estelarizó el éxito internacional La Hija del Mariachi, con el papel estelar del comandante Leonardo Salas. Otras producciones de renombre en las cuales ha participado son las telenovelas: Prisionera y Pecados Ajenos, ambas originales de Telemundo.

Con La casa de al lado, como Renato Conde, logró apoderarse de las noches de nuestra televisión, y es que  el actor venezolano interpretó uno de esos papeles que se recordará por mucho tiempo, poniendo en práctica la principal habilidad del actor: sentir, vivir y representar de forma creíble a otro ser humano, que en la vida real existe, esta vez un empresario y hombre entregado a su esposa e hijos.  “Siempre me sentí muy orgulloso de los compañeros del elenco, todos ayudaron a crear ese suspenso porque si nosotros no lo hacemos, esa parte se pierde. En mi caso siempre pretendo que mis personajes comuniquen la historia y los hago con la mayor naturalidad posible, es lo que siempre me propongo y afortunadamente hasta ahora lo he logrado, ademástienes que hacer que la gente se sienta atraída por el personaje porque si no sucede, no van a vivir ni van a sufrir contigo”. Pero a él no le cuesta admitirlo:

 

Leticia Mercado – Eva Spencer

“Leticia Mercado, en este caso Eva Spencer que era mi esposa en la novela, es una persona muy conocida, una gran compañera, nos llevamos muy bien y ojala podamos coincidir en algún otro proyecto mas adelante. Es una gran profesional y desde el primer día que tuvimos que grabar juntos sentimos esa química actoral, que es muy buena para que todo salga bien. Además, están Miguel Varoni y Gabriel Porras que son unos señores actores, Ximena Duque que ha venido demostrando su progreso en la actuación y los niños que hicieron de sus personajes algo maravilloso, en fin, es un elenco de orgullo”.

Daniel Lugo cuenta con una de las carreras más prolíficas de América Latina en donde se ha dado a conocer por su trabajo estelar. Su carrera comenzó en su pueblo adoptivo, Caguas, a principios de la década de los 60s. “Me inicié muy joven, a los 16 años, haciendo teatro. Siempre sentí pasión por esta profesión, era lo que yo quería ser y la vida, la verdad, ha sido muy buena conmigo porque me ha permitido trabajar a lo largo de tantos años. Mi debut en las tablas se dio con la obra “El baile” de Edgar Neville. Después llegaron las telenovelas como Yo compro esta mujer, Cuando la rival es una hija yRecordar, y mis primeros protagónicos en producciones como El hombre de aquella noche, Por qué Dios me hizo quererte, Entre el puñal y la cruz  yJuan de Dios. Sin abandonar las tablas, lo demás es historia”.

Al preguntarle qué personaje en el que se sintiera mas a gustole gustaría representar y en el que para su fortuna y como siempre, los televidentes lo siguieran en la pantalla, nos respondió: “A mi me gustan los personajes que tengan facetas distintas, porque el ser humano es así, ni es bueno del todo, ni es malo del todo, pues todo el mundo tiene sus virtudes y sus defectos. A todos los personajes que he realizado les he encontrado algo interesante y los he disfrutado, pero tengo que decir que en algún momento me gustaría interpretar a Don Quijote ya sea en teatro, en un especial de televisión o en el cine”.

En las grabaciones siempre pasan imprevistos, accidentes, cosas cómicas, ¿Cuál fue para ti esa escena inolvidable?

“Como Renato jamás se me olvidará que cuando me secuestraron y yo estaba tratando de salir del lugar donde me tenían, estaba amarrado a una silla y no me podía mover, pero en uno de esos movimientos la silla se volcó totalmente, di un giro en el aire y me caí con silla y todo, ellos creían, por el ruido que hubo, que a mi me había pasado algo. Afortunadamente parece que había un angelito que me protegió y no me pasó absolutamente nada, es mas, creían que me había partido la cabeza”.

¿Qué es lo más gratificante y lo  bueno de ser actor?

 “En resumen, lo mejor es el contacto con la gente. Las muestras de cariño siempre te llenan y son un verdadero aliciente,por eso creo que uno como actor está en el deber de buscar retos personales y profesionales”, puntualizó Daniel Lugo.

Fotos: Frank.

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.