Eugenio Derbez engañado por su mujer

Cuando uno va al cine, es a entretenerse y divertirse. No eres tú, soy yo marca el ingreso protagónico de Eugenio Derbez al mundo del drama y con qué genialidad interpreta a Javier, un hombre enamorado y recién casado que de pronto ve su mundo destruido cuando su esposa lo deja por otro.

Llora, sufre, se deprime, algo nada fácil para alguien que ha dedicado la mayor parte de su vida a hacer reír. Esta película es una comedia romántica que será la sal y la pimienta, y  llegará a todas las salas de cine  a partir del 8 de Abril.

Un reto actoral más para este gran artista mexicano y esto gracias a Alejandro Springall, director de la película y quien le escribió este personaje especialmente para él.

“Es un gusto estar aquí promocionando esta nueva película y feliz. Ojala vayan a verla porque realmente vale la pena, es una película hermosa, preciosa, una comedia romántica que tiene mucho humor, mucho corazón, es muy emotiva y tiene de todo un poco. Es una gran historia y sobre todo se que se van a divertir mucho”,  aseguró.

El actor nos cuenta que desde que conoció el argumento le encantó, es el de un hombre abandonado a quien le deshacen la vida.

“Este padre por primera vez, bueno, no sé si es la primera vez, pero pocas veces vemos una historia en donde el hombre es el que sufre, en donde vemos que el hombre tambien es capaz de llorar porque generalmente la mujer es la sufrida, la que le ponen el cuerno y aquí es al revés”.

Para llorar en el rodaje de No eres tú, soy yo, Eugenio Derbez dio todo lo que le pedían en todas las escenas y al contarnos lo que le pasó, sus ojos le brillaron mucho mas.

 “Tuve que llorar mucho para esta película y mira que cortaron muchas escenas. La película duraba dos horas y media cuando hicieron el primer corte y yo les decía que lloré mucho más de lo que está en pantalla. Habían muchas escenas y tuve que estar preparándome y preparándome,  no era nada fácil estar llorando todos los días pero se llega a la comedia que es lo padre de esto y también se llega a través del drama, entre más sufre y llora Javier la gente más se ríe. Claro llega un momento  en que se pasan de estar compadeciéndose del pobre Javier y le dicen: ya, supéralo. Es que da risa escucharlo a toda hora  hablando de la novia y así es que pierde el trabajo, pierde los amigos y pierde la familia”.

Derbez, con un sentido del humor muy peculiar que siempre lo acompaña, recuerda:

“El director quería cosas muy serias, entonces emocionalmente tenía que estar continuamente deprimiéndome, cosa que no me gustó mucho, pero bueno. Hay una escena en donde salgo enfermo, con mucha gripa y además, ya sabes, te quieren maquillar la nariz un poquito roja pero cuando tienes gripa realmente lo que estas es congestionado. En la búsqueda de cómo hacerlo más real me inyecté agua con chile por la nariz para que me la irritara y me quedaran los ojos llorosos y no sabes el daño que me hice, estuve toda una semana  irritado y como con una especie de gripe terrible, todo por culpa del maldito chile y el agua. Pero fue un proceso muy interesante, sufrí mucho tanto emocional como físicamente, pero creo que quedó una película muy divertida”.

El actor y comediante, muy emocionado al despedirse desde la habitación de su hotel en Miami Beach envió este mensaje:

“Tenemos que demostrar que los latinos somos una fuerza y cada vez que traemos una película aquí a los Estados Unidos, en español, hay que ir al cine para que las grandes compañías se den cuenta de que ya somos una realidad y nos abran espacio en las salas, eso es muy importante”.

Eugenio Derbez, un actor muy taquillero, no sólo cae bien, lo cual se necesitaba para que el público se identifique, sino que además plantea una relación sadomasoquista que muchos viven en la vida real.

No eres tú, soy yo  estamos seguros que entrará en el top diez de la mejor taquilla para el Cine Latino, los invitamos a verla, se divertirán.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.