Jorge Ramos: La gran batalla que él tiene ahora es con la educación

El periodista, escritor y columnista, un héroe popular que siempre ha sido la voz de que los que no tienen voz le adelantó a los estudiantes estrellas su regalo de navidad, con una generosa donación de 20,000 dólares.

Jorge Ramos apoyará a muchos jóvenes inmigrantes a seguir adelante y tener éxito en sus vidas ya que nunca olvida que él mismo llegó a este país como un estudiante más.
 
“La verdad es que quisiera ayudar a los dos millones de estudiantes que no pueden ir a la universidad porque son indocumentados. Sus papás los trajeron cuando eran muy pequeñitos, a veces de bebés con cuatro, cinco años, y ellos a veces ni cuenta se dan que son indocumentados sino hasta mucho después en sus vidas. No puedo ayudar a los dos millones pero puedo ayudar algunos pocos a que continúen estudiando hasta que se resuelva su situación migratoria y es precisamente el propósito de estas becas”, nos asegura Ramos.
 
Las becas serán bien administradas tengo entendido.
 
“Sí, es una fundación que está en San Francisco y que se llama ‘Educators for Fair Consideration’, algo así como ‘Educadores’, para que tomen en cuenta a los más valiosos y me gustó. Es una organización muy seria, muy sólida, lleva muchos años ayudando a inmigrantes indocumentados y ellos se van a encargar de otorgar las becas a los estudiantes que más las necesiten”.
 
¿Qué fue lo que más te motivó ayudar con esta noble causa, ya que llegaste como estudiante a este país?
 
“Exactamente yo llegué como estudiante en 1983 y la única diferencia entre estos estudiantes y yo es un maldito papel, eso es todo. Sí, me llamó y me sigue llamando la atención cuando estos estudiantes están yendo a Washington a protestar frente a la Casa Blanca o a las oficinas de los Senadores y los arrestan. No sabes cómo se me rompe el corazón porque sé que después de estos arrestos los pueden deportar. Que estos jóvenes estén dispuestos a jugarse su vida por esta causa me parece realmente extraordinario. Si ellos se están jugando la deportación ¿Cómo no voy ayudarlos de alguna forma?”.
 
¿Qué piensas del tan anhelado y esperado Dream Act?
 
“Va a haber una votación en el Senado. El problema es que no tenemos los 60 votos que se necesitan para poder aprobar cualquier ley, actualmente solo tenemos 57, nos faltan 3 votos y no hay un solo senador republicano que lo esté apoyando. La idea es tratar de cambiar las cosas para  que alguno de esos senadores por lo menos cambie y sea aprobado”.
 
El líder del Senado, Harry Reid, te prometió, en tu programa “Al Punto” (Univisión), que pondría a votación el sueño de tantos estudiantes.
 
“Hasta ahorita va, lo que yo sé es que la votación del senado pudiera ser este 29 o 30 de noviembre y la va a cumplir, cosa que me parece muy importante sobre todo después de que los hispanos estamos tan desilusionados. Barack Obama nos hizo una promesa, que iba a hacer una propuesta migratoria en su primer año de gobierno y no la cumplió. Eso cala y cae mal porque las expectativas en él eran enormes, pero por ahora la propuesta y la promesa de Harry Reidparece que sí se va a cumplir, vamos a ver. El problema no es solamente ponerla a votación, el problema es que se ponga a votación y se apruebe”.
 
¿Tú estás desilusionado?
 
“Sí lo estoy porque no pasa nada con ellos, imagínate. Quisiera ayudarles a todos, a veces me da risa las listas que hacen de las personas más influyentes en los Estados Unidos y me ponen en ella, hombre, uno lo agradece pero te juro que cuando hablo con mis amigos y les digo que la verdad es que no puedo influir en nada, ni siquiera puedo darle una Green Card a uno de ellos. Entonces mi única forma de hacer algún cambio es con mis preguntas y comprometiendo a los políticos, asegurándonos de que nos digan la verdad y que no nos mientan y presionar cuando se puede con este tipo de cosas”.
 
¿Qué está pasando con el Presidente Barack Obama?
 
“Nos hizo una promesa de campaña y él calculó que la iba a poder cumplir, luego, cuando llegó a la presidencia, se dio cuenta que tenía otras prioridades y se le olvidó. Cuando ellos tenían los 60 votos en el senado no lo hicieron y eso está mal. Ellos creían que íbamos a estar muy tranquilos e íbamos a decir, ‘hay pobrecito, no lo pudo’. Pues no, él hizo una promesa y debe cumplirla, calcularon mal. Hillary Clinton quizás tenía razón, ella pensaba que se tenía que aprobar una reforma migratoria dentro los primeros cien días de gobierno y Barack Obama  se esperó demasiado y se fue gastando su capital político, no le quedó nada para la reforma y nos quedó mal a todos”.
 
Jorge con un comentario muy realístico concluyó diciendo:
 
“No le voy a quitar el mérito a ninguno por los cambios del sistema de salud. El hecho de que no te puedan rechazar en una compañía de seguros porque estás enfermo me parece extraordinario, que haya cobertura para más gente y que los jóvenes hasta los 26 años puedan tener seguro con sus padres, me parece genial. Pero al mismo tiempo quizás se necesitaba más experiencia política para ver también lo de la inmigración pero hubo otras prioridades. Yo digo que si el Presidente luchara tanto por la reforma migratoria como lo hizo por el sistema de de salud quizás otra cosa hubiera ocurrido pero no fue así, no le pareció que era tan importante y ahora 11 millones de personas están pagando las consecuencias”.
 
Siempre te he admirado ya que has visto y vivido el periodismo como una misión, como un instrumento de cambio, gracias por existir Jorge Ramos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.