Patricia De León “Soy Panameña, Vida Mía”

Una actriz muy expresiva y con muchos gestos corporales, por eso tiene una buenísima actuación en su papel de “Jennifer” en la telenovela “Perro Amor”. Es la primera vez que trabaja para el mercado latino, pero lleva once años en el mercado americano, por eso se propuso hacer el crossover y lo consiguió.

“Estoy feliz, los compañeros son muy lindos conmigo y me han tratado súper bien. Este personaje que me toco es todo lo contrario a lo que anhelo para mi vida. Jennifer nunca se hace cargo de sus hijos y yo “mato” por ser mamá. Cada vez que veo esos niños los abrazo, los correteo en el set, en cambio Jennifer es una fresca. Patricia de León jamás haría algo así con sus hijos, pero el personaje en si es increíble y todo lo que ella hace fue por el abandono que tuvo de su madre. Te digo sinceramente, me encantaría buscar el hombre ideal que quisiera vivir esa plenitud conmigo para ver crecer a nuestros hijos”.

Sin embargo, eso de ser actriz no era bien visto por su padre y quien la ayudo a arriesgarse fue la señora Querube, su mamá.

“Mientras ella me jalaba para el lado del entretenimiento, mi papá era a los gritos, ¡como que la niña va a entrar a eso, a estarse mostrando en vestido de baño, no y no! Mami queriendo cumplir su sueño detrás de mí, no dejo de insistir. La verdad es que ella lo es todo para mí, es mi mejor amiga, yo la llamo cinco veces al día, lo sabe todo, cuando estoy triste o cuando estoy feliz. Como te comentaba, primero entro como modelo y luego salgo como Miss Panamá, pero después me voy a México a modelar. Estoy dos años allí y se me da la oportunidad de irme para Europa, la rechazo, me regreso a Panamá y entro a estudiar la carrera de Derecho, lo que mi padre quería”.

Mientras estudiaba su carrera, consiguió entrar a trabajar escribiendo para el diario “La Prensa”, el periódico más importante de su país, y eso le ayudo mucho.

“Soy panameña, vida mía. Estoy modelando desde los 13 años pero te digo que lo que yo quería era hacer las noticias. Hago un casting y entro a mostrar el estado del tiempo, luego paso a ser la presentadora del medio día de las noticias y después en la mañana, o sea que estaba de presentadora y de reportera. De ahí salí a producir un programa de turismo como creadora y también conductora. Sentí que monetariamente no estaba entrando lo que yo quería, así que dejé el programa después de ocho meses”.

Ahí es donde Patricia se arriesgó y se fue a tocar puertas, las de Univisión en Houston, Texas.

“Fue un 4 de Julio y no se me olvida. Yo no sabía que era feriado y me dijeron que estaba cerrado el canal. Después de un mes me llamaron para hacer unas pruebas y me dieron exactamente ese mismo tiempo para recoger todas las cosas en Panamá. Pense bueno, ahí me quedo, me caso y formo mi familia, eso era lo que estaba en mi mente. Al regreso me encuentro con una productora que estaba haciendo una película en Los Angeles y estaba buscando una latina, ella vio mi material y le pareció espectacular mi look, así que enseguidita me dio el libreto a ver si me interesaba”.

Simplemente eso fue algo que se le dio es ese momento, pero lo suyo era seguir la carrera de actriz y así Patricia nos lo explica.

“De momento dije: bueno, voy y me quedo una semana, como de vacaciones. ¿Y qué crees? me salió el papel en la película. Tenía que tomar la decisión, o me quedaba para comenzar mi carrera de actriz o seguía con mi plan de Univisión. Ahí entendí que por algo Dios me estaba poniendo eso en el camino y deseché la oferta de televisión. ¿Pero sabes qué? Ahora me están llegando muchas cosas importantes, vamos a ver qué pasa”, concluyó la bella panameña.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.