Saavedra “Toda canción tiene su historia, y su razón de estar ahí”

“Para Dios no hay imposibles y como nosotros somos una parte de Dios tampoco tenemos imposibles”

La intérprete y compositora vallecaucana, quien anda de gira en el Medio Oriente con su agrupación Saavedra & Ellas conformada por seis cantautoras, está muy emocionada con su nuevo álbum, canciones de su autoría pero esta vez realizando duetos con artistas de primera línea.

“Era mi disco de duetos”, expresa muy emocionada y añade: “Es un homenaje a Colombia con temas folklóricos y me encanta que muchos artistas de varias nacionalidades hayan participado en el. Ya en el mes de septiembre estaré llegando de la gira para presentárselos, se que les va a encantar”.

La compositora de éxitos como “Mala”, interpretado por Yolandita Monje, recuerda que en una de aquellas reuniones de autentica bohemia, en casa de un tío de otra gran intérprete, Elenita Vargas, se llevo tremenda sorpresa cuando ella le pidió una canción.

“Te digo que me quede como muda y opte por responderle, no, es que no la he terminado. Ella me insistió y le mande grabada “Me Borraras” la que incluyo en un disco donde eran prácticamente todos covers excepto dos inéditas. La mía la escogió como promocional y ese fue el inicio para mi como cantautora”.

Con más de 300 canciones en su haber, Saavedra hoy se siente plena de haber podido hacer ese “vestido” a la medida para cada artista.

“No sabes lo emocionada que estoy. Por Cuba esta Albita Rodríguez, Piero de Argentina, Manzanero de México, Inés Gaviria que aunque nació en Nueva York ella se siente muy colombiana por sus raíces, Alejandro Jaén de España, mi banda Saavedra & Ellas, Alberto Plaza de Chile y Fanny Figueroa de Puerto Rico”.

Lo que nunca ha hecho María Isabel (su nombre de pila) es componer por encargo, eso siempre lo ha admitido. Ella estudia el perfil del intérprete y esta vez esas obras escritas de su propia alma se encumbraron.

“La gente no se esperaba que Albita fuera a cantar un bambuco y vos no te alcanzas a imaginar cómo lo cantó. Con Alejandro Jaén grabamos “María”, un vals que con su deje gitano y españolete le quedo espectacular, hasta lloré. La de Alberto Plaza es una de las que más me conmovió, el grabó una danza que se llama “Pequeña”, parece una canción de él. También me sorprendió la gran jazzista venezolana María Rivas, ídolo de adolescencia, cantó un currulao, del pacifico colombiano que te mueres. Piero por su parte estuvo con mi famosa canción “De eso se trata”, pero con una versión de danza criolla de mi país. Todos le pusieron la vida y el corazón entero a una interpretación de algo que no es de ellos y esa es la magia del proyecto”.

Y agrega: “Toda canción tiene su historia, su razón de estar ahí, y me siento plena con esta producción, es que están mis ídolos de la adolescencia. Es verdad que me faltaron algunos que por tiempo y lejanía no pude acceder a ellos, pero igual lo hubiera hecho y seguramente quedaran para un segundo disco. Lo único que te puedo decir es que para Dios no hay imposibles y como nosotros somos una parte de Dios tampoco tenemos imposibles”.

Para Saavedra siempre hay un anhelo detrás de otro. Esa misma valentía y su tenacidad de no darse por vencida, la han hecho fuerte para luchar por sus ideales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.