Saavedra: Todos le pusieron la vida y el corazón a esta obra escrita desde su propia alma

Folclórica Duetos, un álbum pleno de fantasía y romance, en el que Saavedra imprime su huella personalísima, aportando su genio actoral y haciendo una química singular al lado de algunos de los artistas que le han encantado de toda la vida.
 
Solo una de las canciones fue escrita por su gran amigo y padrino musical, el maestro Armando Manzanero, quien acertó con la cumbia Después de Llover.
 
“Primero fue un trabajo hecho muy concienzudamente como autora”, expresa muy emocionada y añade: “Todos los autores tienen duetos inevitablemente, uno llega a esta etapa de la vida y yo no sé si me precipité un poco en el tiempo. Digamos que la gente que hace duetos es la que lleva mil años, gente muy consolidada, pero yo quería hacerlos con mis ídolos de adolescencia”.
 
La intérprete y compositora vallecaucana nos comenta que los temas de este disco tienen cierta importancia en su vida.
 
“De eso se trata”, esta canción ya la había grabado en el primer disco ‘Saavedra’, producido por Manzanero pero en solitario y decidí grabarlo con Piero porque se ajustaba a su esencia de artista. Además nos enamoramos, musicalmente, inmediatamente nos vimos, era uno de mis héroes de adolescencia y lo seguía por donde iba, fue muy lindo, muy bello. Este tema nos quedó como anillo al dedo, lo sentí muy coherente a la canción”.
 
Alberto Plaza le grabó ‘Pequeña’, una danza y la que más le conmovió a Saavedra, es que parece una canción de él.
 
“Es un ser maravilloso. Primero no nos conocíamos, sin embargo yo tenía siempre la alerta que habían cantautores muy cercanos a mi poesía y uno de ellos era Alberto Plaza, sin duda alguna. Recuerdo que yo escuchaba ‘Yo te seguiré’, su canción, desde que estaba en la universidad y lo admiraba muchísimo. Yo lo llamé, le comenté del disco de duetos y él me dijo; sé quién eres, me gusta tu música, me gusta ‘Cambiar de Piel’, la escuché en el internet y me encanta esa canción, me parece de una alta poesía. Sé quién eres como compositora, no hemos coincidido pero me gusta lo que haces. Yo tenía nervios, además Alberto grabó en su estudio y yo en el mío. Le envié dos temas y él escogió ‘Pequeña’. Fue la primera que me llegó y lloré al escucharla, luego llegó Pedro Alfonso un maravilloso violinista, un maestro y se armó un equipo lindo, la canción quedó muy mágica”.
 
Alejandro Jaén con su deje gitano y españolete grabó ‘María’, un vals que les quedó espectacular.
 
“Alejandro es un ser súper sensible, con él sí tengo amistad, confianza y admiración de hace mil años, además él significa muchas cosas en mi vida. La primera oportunidad que tuve de hacer un negocio con mi música, con una sociedad actoral, fue a través de Alejandro Jaén. Los dos forjamos una buena amistad, es publicador de algunas de mis canciones y cuando le dije de hacer el dueto, ya que estaba en la coyuntura  de lanzar su disco, no dudó en grabar una canción muy entrañable para mí pues se la compuse a mi mamá cuando me vine para acá y nos quedo bellísima. Nos gozamos la grabada, es que estuvimos los dos en el estudio”.
 
Una vez más, garantía de calidad a través de su grandiosa voz acompañada por su agrupación Saavedra & Ellas, esta vez con el tema ‘Candelaria. Con María Rivas, cantó un currulao del pacifico colombiano.
 
“Esto fue una sorpresa. Primero yo me crie con ‘Manduco’, en la universidad todos oíamos el “manduco” de María Rivas, ‘Hablare Catalán’, que era otro de sus éxitos. Una vez Alejandro Jaén me dijo; María, una jazzista venezolana, quiere grabar ‘Señor Pianista’, una de tus obras y yo me pregunté ¿Quién será ella? Es María Rivas me dijo y casi me voy de espaldas, era un ídolo para mí.  Alejandro nos presentó, nos hicimos grandes amigas del alma, y lo que grabó fue rememorando un poco su “Manduco”.
 
Este es un homenaje a Colombia con temas folklóricos y con artistas de varias nacionalidades, por eso Saavedra hoy se siente plena de haber podido hacer ese “vestido” a la medida para cada artista.
 
“Inés Gaviria, que aunque nació en Nueva York ella se siente muy colombiana por sus raíces, es una rockera que terminó cantando un pasillo, Albita Rodríguez un bambuco y Piero una versión de danza criolla de mi país”.
 
Con más de trescientas canciones en su haber, Saavedra nos prometió un segundo álbum de duetos en donde sabemos pondrá ese broche de oro que siempre ella coloca en sus producciones, con su talento inigualable.
 
Fotos por: Frank
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.