Sergio Gjurinovic, un muchacho que piensa en trabajar y siempre mejorar

Sergio Gjurinovic, joven actor peruano, talentoso protagonista de la película peruana Dioses, quien actualmente divide su tiempo entre el teatro, el cine y la televisión, ha sido animador de programas infantiles, universitario y ahora actor. Un muchacho que piensa en trabajar y siempre mejorar.

A tu corta edad has protagonizado ya una película, Dioses, ¿cómo fue tu experiencia de entrar al cine con un papel principal?

“Dioses fue la primera experiencia seria que he tenido en la actuación. Empezar protagonizando una película me generaba un montón de responsabilidad y bastante miedo. Felizmente Josué Méndez, director de la película, supo generar la empatía necesaria para sentirme seguro y entregarme al proyecto al cien por ciento. Por otro lado, lo bacán de hacer esta película es que me sentía identificado con los temas que trataba. Había un tono muy explícito de crítica social del que yo también quería participar, una denuncia a la clase alta y preguntas sobre la autenticidad de los seres humanos que me generaban un vínculo más cercano al proyecto. Finalmente, gracias a este proyecto me invitaron cinco días a un festival en Quito, Ecuador, y para sorpresa mía me dieron premio como el mejor actor, así que siempre recordaré la película como una gran experiencia, un gran aprendizaje.”

 ¿Cuál fue la dificultad de hacer este personaje?

“Mi personaje vivía atormentado por sentir una atracción sexual incontrolable por su hermana, y por un sometimiento súper grande frente a su papá. Creo que la dificultad estaba justamente en esta culpa que sentía por el placer sexual y por no sentirse cómodo frente al ambiente aristocrático en el que se movía. Por otro lado, también había la dificultad en no criticar a mi personaje, en no acusarlo por sentir este deseo incestuoso sino al contrario entenderlo y buscarle su lado más tierno, más humano; encontrar sus carencias, su inestabilidad que lo llevaban a demandar afecto en direcciones equivocadas, digamos.”

¿Cómo fue tu experiencia con Josué Méndez, el director de la película?

“Extraordinaria. Ahora somos amigos. Lo conocí el día del casting y desde ahí sentí que había una química muy buena. Él me pidió que le pusiera mucho de mí al personaje, y creo que fue producto de la confianza que él me generó que pudimos encontrar a un personaje tan frágil, débil, y atormentado como Diego. Por otro lado, ya había visto ‘Días de Santiago’, su primera película que me había fascinado, lo admiraba como director y eso evidentemente colaboró para confiar aún más en la química que podía establecer con él.”

También has trabajado en televisión y teatro, ¿dónde te sientes más cómodo?

“Creo que cada formato tiene su gracia y no es difícil encontrarle su encanto. Sin embargo los procesos de ensayo de teatro, donde hay más posibilidad de equivocarte y volver a corregir hace que uno encuentre más al personaje, incluso en plena temporada puedes descubrir más cosas de la historia y del personaje. La televisión, por su lado tiene un ritmo muy acelerado y no hay tantos procesos ni tanta posibilidad para crear, pero de todos modos es un trabajo que te da oficio. Definitivamente la magia del teatro no tiene punto de comparación.”

Actualmente estás grabando una nueva película ‘Rock and Roll 68’, cuéntame de este nuevo proyecto.

“Sí, es una película ambientada en el año 68. Habla de la amistad de tres adolecentes que pasan un verano antes de entrar a la universidad. De pronto aparece una chica nueva en el barrio, bien hippie que nos va a dejar embobados a todos. Finalmente es mi personaje, quien a pesar de sus miedos y timidez va a hacer de todo para conseguir su amor. Y en paralelo mi personaje va narrando la historia. Cree que su vida es como una película, entonces quedará la duda de si lo que se ve pasó en la vida real o es parte de un guión que él quisiera escribir.”

¿Qué proyectos tienes a futuro?

“Por el momento estoy grabando una novela hasta  abril. Luego en mayo estreno una obra de teatro canadiense que se llama IN ON IT, y en julio estreno otra obra de teatro peruana que se llama EL LENGUAJE DE LAS SIRENAS.”

¿Que te parece el mercado extranjero, tienes planes de trabajar fuera de Perú?

“Es algo que lo he pensado en algún momento pero todavía no lo he tomado como alternativa. Me gustaría formarme mejor acá, tener más experiencia y luego pensar por apostar en una carrera afuera. Pero definitivamente si  aparece una película o un proyecto interesante lo más probable es que no lo dudaría.”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.